Diseño universal en cocinas y baños

Delta está comprometida a ayudar a que la gente use el agua en formas más inteligentes. Parte de este proceder con inteligencia respecto del agua en nuestros hogares consiste en aprender cómo suministrarla a nuestras familias y nuestros invitados de formas más seguras y accesibles para todos. Delta se encuentra en el punto en que el agua y el diseño universal se cruzan.

¿Qué es el diseño universal?

El diseño universal es un principio que garantiza el acceso para todos, sin importar la edad ni la capacidad. Incorpora pautas de la ley ADA y valores estéticos para espacios hogareños accesibles de un estilo elegante que en nada se parece al institucional.

Muchos elementos de diseño universal resultan tan prácticos que se han convertido en características comunes de los hogares modernos. Por ejemplo, las puertas de entrada amplias y las extensas áreas integradas estaban pensadas principalmente para el acceso con sillas de ruedas. Más allá de esta cuestión de accesibilidad, se han vuelto populares entre las familias modernas que desean contar con múltiples posibilidades y al mismo tiempo conservar un concepto de uniformidad.

La accesibilidad es una consideración extensiva a todo el hogar, aunque los dos espacios que más desafíos presentan son aquellos en los que más agua se usa: la cocina y el baño.

Delta Faucet ofrece soluciones de seguridad para la cocina y el baño en su totalidad.
Diseño universal en la cocina
Delta Faucet mejora la seguridad en el baño y reduce el impacto de las limitaciones físicas en la cocina.

Entre las consideraciones de diseño universal para cocinas se incluyen el cambio de ubicación de hornos de microondas y lavavajillas, el desplazamiento de los espacios de almacenamiento de gabinetes altos a islas y la instalación de pisos antideslizantes. Pero uno de los desafíos principales en la cocina es usar una llave para la cocina y la limpieza diarias.

La pérdida de tonicidad muscular, el alcance limitado y el deterioro de las articulaciones pueden dificultar la operación de una llave o el llenado de una olla con agua. Por ello, Delta ofrece una gama de opciones de llaves para un uso más inteligente del agua en la cocina. La instalación de una llave extensible o una llave con rociador extraíble, por ejemplo, hace más sencillo el llenado de una olla o de un florero sin levantarlos para acercarlos al fregadero o alejarlos de este. El uso de las llaves monomando puede resultar más sencillo para que quienes tengan alcance limitado puedan controlar el volumen y la temperatura del agua. Para personas con artritis o afecciones similares que limiten la destreza, nuestra tecnología Touch 20® garantiza el acceso sin necesidad de usar las manos. Esto permite que la llave se abra y cierre con solo un leve toque con los dedos o la muñeca.

Diseño universal en el baño

Los mismos desafíos para la operación de llaves se aplican en el baño, donde la selección de una llave puede significar toda la diferencia. Más allá del fregadero, bañarse representa un desafío aun mayor.

La accesibilidad para bañarse comienza con las barras de seguridad. Las bañeras y las duchas tradicionales se pueden adaptar con duchas de mano y asientos plegables, que garantizan un control y una seguridad excelentes.

Las cocinas y los baños accesibles son esenciales para jubilados que buscan “envejecer en casa” y para hogares en los que haya familiares con discapacidades físicas. Y debido a que el diseño universal brinda acceso para personas de todas las edades y capacidades, la atención a estas consideraciones puede hacer que todos nuestros hogares sean más inteligentes, seguros y acogedores.

Delta Faucet mejora la seguridad durante el baño y reduce el impacto de las limitaciones físicas en el cuarto de baño.
Powered By OneLink